La luz brilla donde lo necesitas!

Generalmente, la iluminación residencial tiene 2 funciones: Debe apoyar en nuestras actividades cotidianas, proporcionando luz y preservando a los ojos del cansancio prematuro.  Y está destinada a llenar nuestros espacios de vida con el ambiente adecuado.

La tecnología de Iluminación de Hoy ofrece un sinfín de posibilidades e ideas. Importante para su implementación, sin embargo, será siempre tener un número suficiente de tomas de corriente y puntos de luz.

Primero de todo, la habitación necesita una buena iluminación básica, controlada por el interruptor principal.  Entonces puedes acondicionarla con el ambiente adecuado: Objetos de arte se encienden, zonas de comunicación o lugares de trabajo son iluminados con una luz especial,  y todo el espacio de trabajo y de vida está envuelto en contornos o diferentes niveles de iluminación.

Iluminación Directa e Indirecta

La Luz Directa – como la llama de una vela– evoca emociones agradables, pero tiene el efecto secundario de que la luz no es filtrada y entra en el ojo sin ninguna protección.

Por esta razón, la iluminación indirecta es preferible, una fuente de luz proyectada, reflejada por las paredes y el techo. Así la luz puede proveer un amplio cono de luz y debe ser instalada a una buena distancia de la superficie iluminada. Las luces de pared deben ser instaladas a no menos de 1.70 metros, por lo que la fuente de luz está muy por encima del nivel de ojo. Y por supuesto, el flujo de luces debe ser sólo instalado en habitaciones pequeñas y reducidas después de un planteamiento considerado, de lo contrario su efecto se perdería.

En EGLO usted se encontrará  con todo lo necesario para un perfecto ajuste de luz en sus áreas residenciales: focos, apliques, plafones y estantes halógenos, sobremesas y lámparas estándar.